MINISTERIO DE LA VIVIENDA BUSCA BAJAR DEFICIT HABITACIONAL.

El monto del subsidio que otorga el Estado para los adquirientes de las viviendas oscila entre uno y 1.2 MM

República Dominicana arrastra un déficit habitacional de décadas que llevará muchos años reducir; sin embargo, la actual Administración de gobierno, a través del Ministerio de la Vivienda, Hábitat y Edificaciones (MIVEHD), tiene claro que debe encarar el problema y está trazando líneas puntuales para ello.

“Es un problema heredado, pero nosotros en un año vamos a construir 7,500 viviendas, que es lo que la pasada Administración construyó en ocho”, le Este año el INVI cuenta con un presupuesto combinado de alrededor de RD$15,000 millones, una suma que nunca antes había tenido, según Bonilla Sánchez. “Manejaba dos mil o tres mil millones al año. La diferencia es muy significativa y hace notar el compromiso que tiene el presidente Luis Abinader con la familia dominicana, porque en realidad una vivienda es para la familia”, sostuvo.

El ministro de la Vivienda, Carlos Bonilla Sánchez, aprovechó para enumerar lo alcanzado en 12 meses al frente del Instituto Nacional de la Vivienda (INVI) y los planes que tiene en carpeta para desarrollar en el ministerio en que se convirtió por el decreto 497-21 al citado organismo estatal, que se le encargó regentear.

Recordó que la Constitución de la República establece el derecho que tienen las personas a acceder a una vivienda y que es un sector (ese de la vivienda) que estuvo muy olvidado por las diferentes administraciones que han pasado. “Es preciso dar la importancia que se merece el tema, porque es un sueño anhelado por muchos dominicanos, el de acceder a un techo propio”, indicó el funcionario.

Dejó claro que una de las encomiendas que se le hizo, cuando se le designó –primero en el INVI y ahora como ministro de Vivienda- fue la de reducir los déficits habitacionales, tanto desde el punto de vista cuantitativo (cantidad), como desde el punto de vista cualitativo (esto último se refiere a viviendas que, por ejemplo, no tienen agua, que están construidas con techos vulnerables, pisos de tierra y en zonas de alta vulnerabilidad).

Los números que maneja Bonilla Sánchez indican que el déficit de viviendas, tanto desde el punto de vista de la calidad como de la cantidad ronda los dos millones de unidades.

“Para atacar esos déficits tenemos dos programas. Uno de ellos se denomina Mi Vivienda, que implica la construcción de 7,500 viviendas de bajo costo para los dominicanos en un año, y además de eso el acceso a la vivienda para personas que nunca han tenido la posibilidad y que pagando aproximadamente diez mil pesos mensuales van a poder tener una. Además de eso, está el Plan Dominicana se Reconstruye, que implica la reconstrucción de más de 30,000 unidades, de las cuales ya llevamos 10,000. El plan es que ese programa continúe a lo largo del período gubernamental”, apuntó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *