MARCHAN POR SOLUCION HAITI.

El Parque Independencia se convirtió en el escenario de concentración para cientos de voces que, después de recorrer todo el paseo del Conde con tambores y frases al unísono, dejaron salir su clamor para “una solución de Haití en Haití”.

Con el azul, rojo y blanco en la Bandera Nacional, sus vestimentas y hasta pintados en el rostro, los que se dieron cita al evento denominado “Marcha Patriótica”, organizado por el Instituto Duartiano, exigieron la participación internacional, agilidad en la construcción del muro fronterizo, cumplimiento del código laboral dominicano y normas migratorias, así como otras solicitudes plasmadas en un manifiesto.

Los caminantes procedentes de Santo Domingo, La Romana, Santiago, San Francisco de Macorís, entre otras localidades, se desplazaron desde el parque Colón hasta el referido punto desafiando el sol del mediodía y los pronósticos de lluvia para la tarde.  En medio de estas condiciones climáticas el “hoy aquí y ahora queremos proclamar con fuerza, en nombre de todo el pueblo dominicano, que no hay ni habrá jamás solución dominicana a los problemas de Haití…”, expresó el presidente del Instituto Duartiano, Wilson Gómez Ramírez, para dar inicio a la lectura del manifiesto que resaltó ocho solicitudes.

Una “mayor celeridad, transparencia y efectividad en la construcción del muro o valla física tecnológica en la frontera”, y la aplicación del 80% de mano de obra dominicana en las actividades económicas del país, ordenanza establecida en el Código Laboral, fueron las primeras dos reclamaciones.   El tercer punto fue el cumplimiento “riguroso y justo” de las normativas migratorias y la “repatriación sostenida” de los extranjeros en situación irregular.

También que se adopten “todas las medidas y providencias para que conforme a la realidad precedentemente expuesta, las Fuerzas Armadas sean llevadas en un número tan suficiente como lo demandan las circunstancias actuales, al control fronterizo”. Gómez Ramírez destacó que la finalidad de esta cuarta petición es evitar el regreso de los repatriados y nuevas incursiones ilegales.

El quinto punto propone que el Ministerio de Educación cumpla con el artículo 63, numeral 13, de la Constitución, que manda a “formar ciudadanos conscientes de sus derechos y deberes”. Al concluir propusieron “una gran ofensiva diplomática mundial, con guía escrita, rigurosa y unidad de criterios ante las embajadas, parlamentos y los organismos internacionales, con un contenido histórico veraz acerca de las relaciones dominico-haitianas y los datos socioeconómicos, demográficos y medioambientales que fundamentan nuestros legítimos y justos reclamos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.