LISANDRO MACARRULLA DICE PAIS NECESITA REFORMA FISCAL INTEGRAL.

Luego de que el presidente de la República, Luis Abinader, anunciara al país que no se someterá una reforma fiscal, el ministro de la Presidencia aseguró que oportunamente la discusión tendrá que llegar.

Lisandro Macarrulla afirmó que el país necesita una reforma fiscal integral, por lo que oportunamente tendrá que llegar al Consejo Económico y Social (CES) ya que así lo manda la Ley de la Estrategia Nacional de Desarrollo.

Sin embargo, sostiene que no saben en qué momento podría suceder eso, “porque predecir cualquier cosa hoy es mucho riesgo”.

“Siempre habíamos hablado de la necesidad de una reforma fiscal integral. Eso significa que nosotros íbamos a abordar los temas de gastos y de ingresos, pero, además, hay una gran responsabilidad que tomar y es que esa reforma cuando se discuta y finalmente se establezca, tiene que ser realmente un verdadero instrumento de desarrollo”, dijo al ser cuestionado sobre si el tema volverá al Consejo Económico y Social (CES).

Manifestó que arquitectura tributaria del país está llena de distorsiones, porque los ingresos del gobierno descansan en 4 o 5 sectores y “eso no es sostenible en el tiempo”.

“Una de las cosas por la que nosotros no profundizamos en este momento el tema de la reforma es porque lo que se podía hacer iba a agravar esas distorsiones, como la forma en que se grava aquí a la clase media, como también se gravan a ciertos sectores industriales, o comerciales o de servicios, que son los cuatro o cinco que pagan; o sea íbamos a ir a pescar al mismo escenario donde habían ido todos los anteriores y eso lo que iba era a agravar la situación”.

Declaró que una reforma Integral tiene que conllevar una serie de reestructuraciones de fondo diferente a lo que hoy tiene el país como estructura tributaria, por lo que las condiciones para una reforma fiscal en este momento no están dadas.

“Y lo que nosotros hubiéramos podido hacer en las actuales circunstancias iba ser un parche…. un parche más de los que se han hecho históricamente que han acrecentado el nivel de distorsión que tenemos hoy. Entonces responsablemente decidimos que este no era el momento”.

Expresó que no fue una decisión fácil, sino que se trabajó, se estudió, se manejaron cientos de variables y además se consultaron personas del empresariado, del sector laboral y de los medios que influyen en la sociedad, porque la reforma fiscal integral que el país necesita, que termine siendo un verdadero instrumento de desarrollo, debe ser un compromiso de nación.

Dijo que a partir de ahora abrirán un debate, para cuando sea oportuno, sin presión de ningún tipo, porque las condiciones económicas, social y política que han logrado les permite ganar tiempo para hacer las transformaciones estructural que el país necesita para lograr una sociedad menos excluyente y más participativa y crear los cimientos del desarrollo de una sociedad post Covid-19.

El ministro de la Presidencia reveló que el tema del presupuesto se discutirá desde este jueves hasta la semana próxima, pero se entiende que ya disipado el tema de la reforma si surge algún cambio es mínimo.

“Pero algo tendrá que suceder, porque el hecho de que ya no va a haber reforma es probable que haya que hacer algunos ajustes, sobre todo por el lado del gasto, pero eso lo vamos a evaluar en una agenda que inicia a partir de hoy”.

Lisandro Macarrulla consideró que el Gobierno ha manejado muy bien ante el incremento acelerado de los commodities, que se refleja en los costos de producción y crea desabastecimiento, al punto que los agentes internacionales piensan que lo han hecho inteligentemente.

En tal sentido, señaló que hoy República Dominicana puede mostrar hoy resultados que llenan de orgullo al equipo que acompaña al presidente Luis Abinader, “Y así debe sentirse la sociedad, porque ha sido un esfuerzo de todos”.

Afirmó que el año cerrará con resultados muy positivos, porque se elaboró y ejecutó un presupuesto correcto y se están haciendo los esfuerzos necesarios para que las cosas mejoren en el país.

“A pesar de todo lo que está pasando, a pesar de los resultados no muy optimistas que se están viendo en otros países, nosotros en República Dominicana creceremos alrededor de un 11% a final de diciembre; y muchísimos otros indicadores macroeconómicos van a terminar en condiciones muy favorables”.

Dijo que, debido a la realidad que vive el país y el mundo, todas las decisiones que tienen que ver con temas económicos, políticos y sociales son difíciles, porque hay un nivel de incertidumbre enorme.

“Nosotros si algún éxito hemos tenido en nuestra gestión es la capacidad de cómo hemos ido manejando las coyunturas desfavorables que se nos presentan diariamente y los programas establecidos en nuestro programa de gobierno”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *