GRAN PARTE VIDA PRODUCTIVA Y POBLACION ACATARON LLAMADO PARO.

Gran parte de las actividades productivas de Santiago, entre estas las comerciales, educativas y el transporte se mantienen paralizadas este lunes, debido a la huelga realizada por organizaciones populares en demanda de que el gobierno cumpla su promesa de construcción de obras de infraestructura, además de que bajen los precios de la canasta básica familiar, así como los combustibles, entre otras.

En el barrio Licey al Medio, donde manifestantes quemaron neumáticos y desconocidos enfrentaron a tiros a los uniformados, que buscan garantizar el orden en esta demarcación, ante el llamado a huelga , lo que provocó un amplio contingente policial y militar se apostaran en las calles del sector.

Gran parte de la vida productiva de esa provincia, así como la población en sentido general, acataron el llamado a paro, iniciado a las seis de la mañana de este lunes y que hasta este momento, también se ha desarrollado con obstruccion de calles con desperdicios y arboles.

La mayoría de los negocios permanecen con sus puertas cerradas, así como los centros educativos y poco tránsito se ha observado en las primeras horas de esta jornada convocada por el colectivo de organizaciones populares y sindicales del Cibao, aunque en algunas de las principales avenidas grandes cadenas de supermercados y también entidades bancarias abrieron sus puertas al público.

Mientras que el vocero de estos grupos populares que conovocaron a huelga, aseguró que el apoyo de la población ha sido contundente este día, moradores de distintos sectores de Santiago y el alcalde de esta demarcación, Abel Martínez, dijeron que pese a estar de acuerdo con estas demandas, llaman al diálogo y que se desarrolle de manera pacífica. 

Unidades de acción rápida, miembros del equipo de élite SWAT, policías y brigadas de infantería del Ejército se encuentran apostados en Licey al Medio con armas largas, chalechos antibalas y cascos protectores, ante los enfrentamientos que ha registrado en este sector.

Entre los reclamos que presentan los manifestantes figuran la rebaja de los alimentos de la canasta básica, los combustibles, la electricidad, la no construcción de las presas hidroeléctricas de Las Placetas y Boca de Los Ríos, y aumento general de los salarios en el sector público y privado.

Hay que destacar que la protesta se lleva a cabo pese a la disposición del presidente Luis Abinader de dialogar y aunque en Santiago el llamado es por 24 horas, en otras provincias es por 48 horas. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.