ESTADOS UNIDOS Y ALEMANIA ENVIARAN UCRANIA ARMAMENTO MODERNO.

Estados Unidos y Alemania se comprometieron el miércoles a enviar a Ucrania algunas de las armas más modernas para derribar aviones y neutralizar artillería, mientras las fuerzas rusas que libran una intensa ofensiva en el este del país se acercaban el miércoles a la toma de una ciudad clave.

Alemania afirmó que proporcionará a Ucrania misiles antiaéreos modernos y sistemas de radar, mientras que Estados Unidos tenía previsto presentar más tarde un paquete de armas que incluiría sistemas de cohetes de medio alcance de última tecnología.

Estados Unidos está tratando de inclinar la balanza a favor de Kiev mientras Ucrania sufre fuertes ataques de las fuerzas rusas, pero sin proporcionarle armas que podrían permitirle alcanzar objetivos en lo profundo de Rusia y desencadenar una escalada grave de la guerra.

El Kremlin acusó a Estados Unidos de “echar leña al fuego”.

Las armas occidentales han sido fundamentales para que Ucrania haya logrado frenar a un ejército mucho mayor y mejor equipado. Las fuerzas ucranianas frustraron el esfuerzo inicial ruso de tomar la capital y obligaron a Moscú a cambiar de estrategia y centrarse en la región industrial del Donbás, en el este del país.

Sin embargo, conforme se alarga la guerra y Rusia bombardea localidades en su avance milimétrico, el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, ha pedido reiteradamente a Occidente más armas para defenderse. Incluso Zelenskyy ha acusado en ocasiones a los países occidentales de lentitud en el envío de armas. El jefe de la oficina del presidente ucraniano, Andriy Yermak, elogió las nuevas armas occidentales.

Las nuevas armas podrían ayudar a Ucrania a establecer y mantener nuevas líneas de defensa en el este, al devolver los ataques a la artillería rusa, que ha estado atacando pueblos y ciudades, y a limitar los ataques aéreos rusos, opinó el general francés retirado Dominique Trinquand, exjefe de la misión militar de Francia en Naciones Unidas.

“Los países de la OTAN —las naciones europeas y los estadounidenses— han escalado progresivamente los medios que están poniendo a disposición de Ucrania y esta escalada, en mi opinión, ha tenido el objetivo de probar los límites rusos”, comentó. “Cada vez más, miden la reacción rusa, y como no hay reacción, siguen suministrando armamento cada vez más efectivo y sofisticado”.

Algunos analistas militares creen que Rusia tiene previsto invadir el Donbás antes de que llegue cualquier arma que pueda cambiar el rumbo de la guerra.

Alemania, en particular, ha sido objeto de críticas tanto en casa como de aliados en el extranjero, de que no está haciendo lo suficiente.

Los prometidos sistemas alemanes de defensa aérea IRIS-T marcarían la primera entrega a Ucrania de ese tipo de armas de largo alcance desde que comenzó la guerra. Las entregas anteriores eran de misiles de defensa aérea portátiles, que se disparan desde el hombro. Aunque reforzaron la capacidad del ejército ucraniano para derribar helicópteros y otras aeronaves de vuelo bajo, no le dieron suficiente alcance para desafiar la superioridad aérea de Rusia.

El canciller alemán, Olaf Scholz, dijo al Parlamento que los misiles antiaéreos IRIS-T que enviará Berlín son “los más modernos que tiene Alemania en sistemas de defensa antiaérea”.

“Con esto, haremos que Ucrania pueda defender toda una ciudad de los ataques aéreos rusos”, aseguró. Alemania también proporcionará sistemas de radar para ayudar a localizar la artillería enemiga, añadió.

Además de los cohetes alemanes, el paquete militar estadounidense incluirá helicópteros, sistemas antitanque Javelin, vehículos tácticos y piezas de repuesto, entre otras cosas, dijeron miembros destacados del gobierno. Hablaron bajo condición de anonimato para hacer comentarios antes de la presentación oficial del plan.

Un funcionario norteamericano recalcó que los sistemas avanzados de cohetes darían más precisión a las fuerzas ucranianas para atacar objetivos rusos dentro de Ucrania. Los cohetes tienen un alcance de unos 80 kilómetros (unas 50 millas) y tienen mucha capacidad de traslado.

Estados Unidos ha recibido garantías de Ucrania de que no disparará cohetes contra territorio ruso, según funcionarios de alto rango del gobierno estadounidense. Ucrania ha presionado sin éxito por recibir cohetes con un alcance mayor, de hasta 300 kilómetros (186 millas).

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo durante su conferencia telefónica diaria con periodistas el miércoles que Moscú no confía en las garantías de Kiev de que los sistemas de cohetes de lanzamiento múltiple suministrados por Estados Unidos no se utilizarán para atacar a Rusia. Peskov acusó a Estados Unidos de “echar leña al fuego de manera deliberada y diligente”.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, declaró que los pedidos de Ucrania de más armas es una “provocación directa destinada a atraer a Occidente a los combates”. Advirtió que los múltiples lanzacohetes aumentarían el riesgo de un conflicto ampliado. “Los políticos occidentales en su sano juicio entienden bien esos riesgos”, agregó.

Los anuncios de armas se conocieron mientras un gobernador regional ucraniano aseguró que las fuerzas rusas ya controlan el 70% de Sievierodonetsk, una ciudad clave en los intentos rusos de tomar las partes de Donbás que aún no controlaban separatistas con apoyo de Moscú.

El gobernador de la región de Luhansk, Serhiy Haidai, dijo que las fuerzas ucranianas y rusas estaban luchando en las calles.

Haidai informó que la única otra ciudad en la región de Luhansk que los rusos no han capturado aún, Lysychansk, está “totalmente” bajo control ucraniano, pero admitió que es probable que sea la siguiente.

“Si los rusos logran tomar control pleno de Sievierodonetsk en dos o tres días, empezarán a instalar artillería y morteros y atacarán Lysychansk con más intensidad”, afirmó Haidai.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.