ABINADER AFIRMA ESTA HACIENDO UNA REVOLUCION VIAL EN EL SUR.

 El presidente Luis Abinader aseguró que lo que está haciendo el Gobierno en términos de construcción y de infraestructura vial en el Sur es revolucionario.

El mandatario habló al dejar reiniciados los trabajos de reconstrucción de la carretera Barahona-Enriquillo, con un presupuesto inicial de unos 1,500 millones de pesos, beneficiando a más de 100 mil personas.

Acompañado del ministro de Obras Públicas, Deligne Ascención, el mandatario dio el primer palazo para el inicio de los trabajos de la obra, demandada por años por los residentes.

En el acto, el presidente Abinader anunció la intervención del cruce de Pintura, una de las intercecciones más difíciles en términos de tránsito y que afecta directamente la salida hacia el Sur por la autopista 6 de noviembre.

Informó además que la circunvalación de Baní estará lista para finales del próximo año y la de Azua para el tercer trimestre del año entrante.

«Este Gobierno no hace nada sin planificar. Todo lo planificamos para tener cada día un Gobierno más eficiente», afirmó Abinader.

Recordó que hace dos semanas anunció en Higüey que se construirá un centro traumatológico en el Hospital Taiwán de Azua y más adelante en la medida que los presupuestos lo permitan harán otros centros más hacia el Sur.

El mandatario dijo que con todas estas acciones se busca tener mejor seguridad, comunicación y van de la mano del desarrollo turístico que se promueve para Pedernales

El jefe de Estado adelantó que para el año 2022 se hará una inversión sin precedentes en agua y Alcantarillados sanitarios en todo el país.

Dijo, además, que se estudia la posibilidad de hacer unos miradores-paradores de camino a Barahona-Enriquillo, para que en el trayecto a Pedernales se pueda apreciar la vista de la carretera, que además se suma al efecto económico con la instalación de comercios.

Exhortó a los presentes a mirar el futuro cercano y más lejano con optimismo, no porque no haya problemas, sino porque tienen un gobierno que está dispuesto a enfrentar cada uno de ellos.

«Estamos dispuestos a trabajar juntos para conseguir el progreso económico, social, mejor la calidad de vida y un objetivo muy especial, en las políticas públicas en los últimos años: La felicidad de sus ciudadanos», expresó el presidente Abinader.

Se comprometió, igualmente, a terminar una clínica municipal de Paraíso, iniciada en el gobierno de Hipólito Mejía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *